La Comunidad de Regantes y el Sindicato

Comunidad de Regantes y el Sindicato de Riegos de Castellón

El rey D. Carlos III, con fecha 18 de Octubre de 1755, mandó que todas sus Villas confeccionaran Ordenanzas para el mejor servicio de sus habitantes. En Castellón se hicieron unas Ordenanzas en 1774,aunque parece ser que no estaban bien redactadas.

Tras la presentación de nuevas ordenanzas ante el Consejo Real, el 13 de Diciembre de 1 7 8 4 , se aprobaron las ORDENANZAS P ARA EL REGIMEN Y GOBIERNO DE LA ILUSTRE VILLA DE CASTELLON DE LA PLANA, que,en su Título II, Ordenanza XXXIX y en el Título XX, Ordenanzas CLII a la CCXI (152 a 211), tratan del Gobierno y Distribución de aguas de las Acequias de la Huerta, continuando en el Título XXI, Ordenanza CCXII (212).

Años después, en abril de 1869, el Ayuntamiento de Castellón y la Comunidad de Regantes acordaron la constitución de un Sindicato de Riegos, para que se encargase de la administración de las aguas y descargase de ello a la Corporación municipal. Se designó una comisión para preparar la redacción del reglamento. En consecuencia, el Ayuntamiento, en Septiembre de 1869 transfirió sus competencias al Sindicato y Jurado de Aguas de la ciudad.

Esta decisión duró pocos años, pues debido a los problemas que surgieron en la construcción del azud y a que varios comuneros impugnaron la constitución de dicho Sindicato, en marzo de 1871, el ayuntamiento volvió a hacerse cargo de la administración de las aguas, en virtud de una Real Orden de 17 de Febrero por la cual se disolvía el Sindicato por defectos de forma en su constitución.

Hubo algún intento posterior para la constitución del Sindicato, pero debido a diversas oposiciones de regantes se fue dilatando su constitución.

En marzo de 1877, el nuevo alcalde, Catalino Alegre Renau, que en su programa electoral llevaba la propuesta de constituir el Sindicato Riegos, al mes de tomar posesión de su cargo, convocó a los terratenientes a una junta general para constituir el mismo.

El día 29 de Abril, se celebró la asamblea en el Instituto de Enseñanza Media, en la cual el alcalde expuso los motivos de la reunión y de la necesidad de constituir el Sindicato de Riegos, para que fueran los mismos regantes los que administraran las aguas. Fue votada su propuesta y aprobada, aunque hubo algunas protestas sobre la forma de la convocatoria.

El mes de Enero de 1878, el ministerio de Fomento solicitó rectificaciones al Reglamento y una vez subsanadas, por Real Orden de 27 de Abril de 1878 fueron aprobadas las
Ordenanzas y Reglamento del Régimen y Gobierno del Sindicato y Jurado de Riegos de Castellón de la Plana.