Historia

El Azud de Almazora – Castellón

La primera ubicación del Azud como tal, estaba situado un kilómetro mas arriba de la Ermita de Santa Quiteria, y a la altura de la cota 40; se cree que estaba allí por aparecer restos de acequias viejas, posiblemente de época romana, que hoy día aún se pueden ver.

azud

Debido a las frecuentes avenidas del río que destrozaban el azud de Almazora y Castellón, estas villas acordaron la construcción de un nuevo azud de piedra, pues el que había era muy precario y estaba construido como una parada en el río, formada por estacas y cestas de piedras, unidas por medio de hierbas, cañas y arcilla par taponar las grietas. Por lo que resistían poco las grandes avenidas de agua. Así pues, en 1519 acordaron la construcción de dicho azud de piedra y en 1525 se dio por terminado.

Sin embargo, a los seis años de su inauguración fue destruido por una gran avenida, lo que obligó de nuevo a improvisar un azud a base de estacas y piedras, al estilo anterior; nuevamente fue destruido vuelto a reconstruir, pero finalmente fue destrozado el año 1581 por una fuerte avenida.

Tras diversas vicisitudes y nuevas construcciones, que fueron destruidas por las riadas, en 1618 se construyó un nuevo azud y, también en esta ocasión, el azud fue destruido por diversas riadas y fueron pasando los años.

Las obras de reparación eran cada vez más caras, por lo que en el 21 de agosto de 1805, el Ayuntamiento de Castellón, acordó construir un nuevo azud; dándose cuenta de ello a la Villa de Almazora para que acuerde por su parte lo que tenga por conveniente. El Ayuntamiento de Almazora contestó positivamente. Pasaron mas de cincuenta años sin que las obras pudieran ser emprendidas, pues entre la invasión de los franceses, con los impuestos que exigía la guerra y los tiempos de hambre, que dio lugar a tener que solicitar el Ayuntamiento de Castellón ayuda humanitaria; las fechas que siguieron de convulsiones políticas, etc., no dio lugar a pensar en obras para la reconstrucción de dicha presa.

El 5 de febrero de 1850, se acordó efectuar obras de conservación del anterior azud, mientras se gestionaría la construcción de uno nuevo. El Ayuntamiento de Almazora, también aprobó dichas obras.

El 16 de mayo de 1854, se presentaron los nuevos planos del proyecto de la presa, memoria y presupuesto, a cargo del ingeniero Miguel Herrero. Se acordó aceptar dichos planos y que se construyese el azud que se pagaría por hanegada regable. Tres días mas tarde el Ayuntamiento de Almazora, en reunión similar, tomaron el mismo acuerdo.

En junio de 1869, la corporación municipal castellonense se adhirió a la iniciativa tomada por el Ayuntamiento “Popular” de Vinaroz, por la que se pedía agua del río Ebro para cuarenta pueblos de la cuenca derecha de dicho río, hasta Almenara.

El mes de septiembre, el alcalde de Vinaroz, comunica la recepción de un oficio enviado por el Diputado a las Cortes, señor Gimeno Agius, anunciando que el Ministerio de Fomento era favorable al trasvase. El Ayuntamiento de Castellón, que se había adherido al mismo, responde que no podía contribuir al coste del proyecto por no disponer de recursos económicos.

rio-mijares2-1

Mientras en Castellón, el 11 de abril de 1869, se intentó crear el Sindicato de Riegos, al cual el ayuntamiento pasaría la administración de las aguas del río Mijares. A tal fin se designó una comisión que preparara la redacción del reglamento.Y en septiembre de 1869, el Ayuntamiento transfirió sus competencias a dicho Sindicato y Jurado de Aguas de la Ciudad.

El año 1870, diversos propietarios presentaron una instancia al Ayuntamiento indicando que el Sindicato de Riegos fue ilegalmente aprobado, según la Ley de Aguas en vigor, por lo que solicitaban que la administración de las aguas siguiera en manos del Ayuntamiento. Cosa que sucedió en marzo de 1871, por Real Orden de 17 de Febrero por la que se disolvía el Sindicato por defectos de forma.

Los años siguientes, debido a divergencias entre Almazora y Castellón, y problemas de epidemias y necesidad de proveer a las milicias, se pararon las obras.

Por fin ambas Comunidades de Regantes, aprobaron la construcción de un nuevo azud, aprovechando el sifón y la acequia minada ya construidos, con una presa de 106 metros y 2,75 metros de altura; con tres compuertas de almenara para desagüe de fondo del río. Para la toma de las aguas del río pertenecientes a ambas villas, se construyeron otras tres compuertas, con las suficientes dimensiones para obtener la mayor cantidad de aguas. También se reformaría la casa del azudero, así como la casita de compuertas de toma de aguas; la maquinaria para el movimiento de las compuertas y la construcción de un acceso para el servicio y vigilancia del azudero aprobándolo la Comunidad de Castellón el 28 de diciembre de 1884 y la de Almazora, el 25 de enero de 1885.